X Certamen Internacional de Microrrelatos de San Fermín


POST-PRAVDA

Pedro Zabalza López

Udaberria etorri berria zen Moscura, baina Yurik ordenagailua piztu zuenean, kazkabarrak bulegoko kristalak indarrez jotzen zituen. Herri urrun bateko sariketaren finalerako zortzi hautatutako kartelak aurkitu zituen bere postan. “Hegoaldeko hiri honetan eguzkitan eta mauka motzean izanen dira seguru”, inbidiaz pentsatu zuen Yurik. Arreta handirik gabe, irudiak begiratu zituen. “Benetan hau da mundurik festa handiena?”, hausnartu zuen gorri, txuri eta beltzen gatzgabeko nahasketa hura ikustean. Gero, lotutako estekan klik egin zuen. “Hau beste gauza bat da”, onartu zuen, irain zerrenda luze hori irakurtzean: “Lotsagarria”; “Nire lau urteko semeak askoz hobeki eginen luke”; “Bigarrena orain dela hiru urte Santa Anan aurkeztutako baten plagio hutsa da”; “Urtero gero eta itsusiagoak”; “Zer ote da zazpigarrena? ‘Pañuelico-ak’ balira bezala piperrak daramaten zainzuri batzuek?”… “Serio hartzen dute lehiaketa tipo horiek”, harritu egin zen Yuri. “Garrantzitsua izan behar da haientzat”. Beraz, bere ordenagailua detektatua ez izateko zerbitzu sekretuetan irakatsi zizkioten neurri guztiak hartu ondoren, bere ustezko kartel itsusiaren aldeko kanpaina egiten hasi zen sare sozialetan, kaos eragiteko prest. Berehala istilua eta errieta piztu ziren hizketa guztietan. Izugarri poztu zion Yuri hainbeste grinak, oso sakon eramaten diren sentimenduen seinale. “Agian festa honetara joatea ez litzateke hain ideia txarra izanen”, bururatu zitzaion segidan. “Gerra hotz berri hau irabazi ondoren, noski”. 

“PA” CHULO YO

Carlos Ortiz De Zárate Denis

“204 palabras”. Así me lo suelta y aclara que es el número de horas que dura la fiesta.
Estamos corriendo detrás de los toros; la bravuconada que podía permitirme a los 74. Estoy felizmente casado desde el 22 del pasado junio y mi esposa tenía ese capricho para la luna de miel.
Ella quería correr delante, lo sé. No me lo ha dicho o hecho sentir. Lo sé, porque es ágil y le gusta correr riesgos. Ella es joven y compartimos el gusto por una búsqueda de mismidad y por quitarnos los miedos que nos impiden ser.
Algo de eso es este primer encierro de los Sanfermines 2018. Procuramos no alejarnos demasiado del “peligro”, pese a ello sentimos un profundo “instante”.
Nos vamos desde que llegamos a la plaza de toros; entendemos que allí empieza la crueldad.
Ahora nos vamos a tomar un excelente chocolate con churros. Los mejores que hemos tomado en nuestras vidas.
No te digo dónde. Todo el mundo lo sabe. Me sobran palabras, la excelencia de nuestra luna de miel ya está expresada.

 

LENGUAJE UNIVERSAL

Erkuden Urteaga San Román

Si, si, es inconfundible, lo percibo perfectamente, conozco ese nerviosismo, no puedo estar quieta, tengo que salir de casa ya! Es el nudo en el estómago que sin mirar al calendario me dice: ya estamos a 6 de julio!
Salgo y me incorporo como una gota más a los ríos blancos que fluyen por Pamplona hacia una desembocadura común. Avanzamos a trompicones, nos cuesta, pero llegamos al objetivo.
Ahí está el balcón!, el centro del universo!. La txaranga toca para animarnos, como si hiciera falta…. y todos saltamos y nos movemos al unísono, más que nada porque no queda más remedio, no cabe un alfiler y tenemos que sincronizar los movimientos.
El pañuelo al cuello todavía no!, impaciente! que ya falta poco!
Y sí!, por fin se pronuncian las palabras mágicas:
¡¡¡Viva San Fermín!!! Vivaaaaaa! Gora San Fermin!!! Goraaaaaaaa!
La plaza explota! Ahora sí, los pañuelos al cuello y 7 días por delante , 7 días de blanco y rojo que unifican, 7 días en los que Pamplona es el ombligo del mundo, en los que practicar todos los idiomas, y si aún así no nos entendemos, nos unimos a una txaranga y nos agarramos del hombro, que ese es lenguaje universal.