La verdadera participación ciudadana 1


Ayer fue el último día para poder votar el cartel de las fiestas de San Fermín 2017. Es una de las tradiciones que más me gusta. Y, por supuesto no me refiero a eso de votar el cartel, que es algo que viene de hace muy poco y, en proporción con el censo de Pamplona tampoco mueve a tanta gente. Me refiero a un verdadera símbolo de la participación ciudadana en nuestra ciudad. Porque no creo que haya nadie que no haya comentado con amigas, vecinos, grupos de WhatsApp y compañeros de trabajo lo feos que son este año los carteles finalistas. 

Esta frase debería pasar a formar parte del diccionario sanferminero con capítulo propio. Porque absolutamente todos los años, en el mismo momento en que se eligen los carteles finalistas y se publicitan, pamploneses y pamplonesas nos lanzamos a abrirlos, escudriñarlos, decidir cuál es nuestro preferido y comentar a diestro y siniestro que este año son mucho más feos que los anteriores. O tenemos poca memoria o nos gusta sentir que esta vez también nos hemos superado. Es el viejo “Que hablen de nosotros, aunque sea bien” en versión cartel sanferminero.

Luego, a la larga, una vez elegido, podemos dejar pasar un par de años (tal vez incluso menos) y ni siquiera nos acordaremos de qué cartel ganó. Aunque lo hayamos llevado en pins y camisetas. Como mucho, recordaremos alguno que nos ha llamado la atención aunque no sepamos exactamente por qué: como aquel cartel de Urmeneta, el de los espaguetis, el de la canción de la escalera, el de 1996 que era una mancha que todo el mundo confundió con otra cosa. Y, por supuesto, ese mítico, maravilloso, de 1932, con el Rey Europeo, nuestro Josemiguelerico, tocado con una corona republicana.

Los demás están condenados a pasar al olvido. Pero nosotros los llevaremos orgullosos durante los fiestas en programas, chapas y camisetas. Después los olvideramos y, el año que viene, en el mes de abril, volveremos a quejarnos y a sufrir con lo feos que son este año los carteles finalistas.  

Como si lo estuviera viendo.

 


Un comentario en “La verdadera participación ciudadana

Comentarios están cerrados.