Completando el cuadro (clasificados 7º al 10º)


7º clasificado: “Exodus” de Ernesto Vicente Salcedo Aparicio 

The first race of the Sanfermines of this year has just ended and the parishioners, who surrounded me, are moving away with the parsimony that characterizes them already lost the little interest they had. With a quick glance I know that none of them have understood anything. Surely they think we are all crazy. Their faces of panic seeing people running in front of the bulls were so strange. While I turn off the computer, the waiter puts the reggae music back on top. In silence I leave the tavern.

“Éxodo”

El primer encierro de los Sanfermines de este año acaba de terminar y los parroquianos, que me rodeaban, se alejan con la parsimonia que caracteriza a aquellos que han perdido el poco interés que tenían. Solo con una mirada rápida, sé que ninguno de ellos ha entendido nada. Seguramente piensan que todos nosotros estamos locos. Sus caras de pánico viendo a la gente corriendo delante de los toros eran tan extrañas. Mientras apago el ordenador, el camarero pone de nuevo la música reggae. En silencio, abandono la taberna.

8º clasificado: Es toda su ilusión” de Ignacio Navarro Otano 

Fácil, los primeros por el callejón, luego enfilamos Estafeta y a la mitad paramos. Buf, más vale que hemos merendado bien, cada año pesa más la pancarta.  ¿Están ya todos los músicos? Venga, que los txikis ya se han colocado y tenemos al Bullicio detrás esperando. A ver si lo hacemos bien que tenemos que bajar luego por Navarrería y no tenemos que coincidir con el toro de fuego que la liamos, no sería primera vez… Además es  sábado y estará la cosa difícil; está hablado, si vamos mal de tiempo, nos saltamos el último, ya iremos mañana, y para la Peña. ¡Ya suena! ¡Arriba con la pancarta y sin parar hasta el primer bar!

–¿Mamá, qué hace el abuelo bailando con la escoba y cantando el himno de la Aldapa en la cocina?

La madre sonríe  y suspira.

–Nada hija, que hoy le tocaba recorrido, me lo ha dicho nada más levantarse, lleva todo el día nervioso.  Anda, déjale un minutico más, entras, y le dices que ya habéis llegado y que para el próximo, le haces tú el relevo.

La hija asiente  mientras coge la mano de su madre, la acaricia, y se une a la canción… ”son duros como el hierro…”

 

9º clasificado: “El milagro” de Pablo Lorente Muñoz

Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero empiezan a sospechar que tan solo fueron unos segundos. No hay pruebas, ningún aparato electrónico captó el momento, aunque el comisario de la Policía Foral y el enviado por la curia vaticana para investigar lo acontecido tienen la certeza.

Nadie recuerda nada, razón por la cual, los dibujos de los niños son aún más incomprensibles; todos los niños han dibujado lo mismo, sería imposible que se hubieran puesto de acuerdo.

Por el número de heridos se piensa que el escenario era el peor posible, ni siquiera en los simulacros de emergencia que se preparan para las fiestas pudieron suponer que las cosas se podrían poner tan feas; hubiera sido una tragedia de proporciones épicas. Pero a las 8 horas y un minuto el tiempo se detuvo, o al menos, a esa hora es cuando se cortan simultáneamente las imágenes de todas las cámaras de seguridad.

Los niños dibujan a un hombre moreno que rescata personas, tapa heridas o vuela. Los trazos de su faz son idénticos en todos los trabajos. También la mano derecha levantada en señal de bendición. Solo los niños pudieron asistir al milagro, aunque no recuerdan nada, solo sienten perpetua bondad en sus almas.

 

10º clasificado: “La cuadrilla de Serapio” de Jokin Berruete Cilveti 

Seis de Julio de… Once y cuarto de la mañana. Aquí estoy con mi minicuadrilla zampando un relleno con sangrecilla que está para chuparse los dedos. Estamos en el interior de la caseta de piedra que hay enfrente del Caballo Blanco, donde los cordeleros antes guardaban los aperos y a cuyo tejado ha subido de chaval todo pamplonés-pamplonesa que se precie. Sólo nosotros tenemos la llave.

Estamos cuatro: Fernando, Carlos, Nica y servidor.

Fernando es un aventurero que vivió en África de joven. Cazaba serpientes y elefantes, y ahora vende bolígrafos y plumas. El puestico lo tiene en el Paseo Valencia. Le gusta que le llamen DONAN-PHER, que es Fernando al revés.

Carlos es PTV. Vive en la Taconera y desde su casa hay unas vistas impresionantes. Es un tipo raro que tiene dos únicos entretenimientos: quitar las gafas a la gente que le ciriquia y… Le llamamos CHARLY.

Nica es un virtuoso del tambor al que le tratamos de Don. Es espigado, cilíndrico, lleva siempre un gorro y le cuelga un cordel. La gente le conoce como DON NICANOR TOCANDO EL TAMBOR.

Y servidor es SERAPIO, el de la calle Calceteros.

Y sólo nosotros tenemos la llave.