rajauta


Al que madruga Dios le ayuda

Ya estamos finalizando febrero y, aunque parezca prematuro, es el momento de comenzar a pensar en los sanfermines 2017.

Tranquilo, no serás el primero que lo hace. Te han sacado ventaja aquellos que comienzan a trabajar para los sanfermines del 17 en el momento en el que finaliza el pobre de mi. Gracias la labor de estas personas conocemos las ganaderías que van a ser las protagonistas de los encierros, comenzamos a intuir los carteles taurinos, etc…

También se han puesto en marcha aquellos que se encargan de organizar el concurso del cartel anunciador de fiestas o los organizadores que seleccionan el cartel de la feria del toro.

Y como no puede ser de otra forma, se ha activado la organización del certamen internacional de microrrelatos de sanfermin, y vamos por la IX edición.

No debemos dejar de “escuchar” tanta actividad sorda a nuestro alrededor. Debemos comenzar a organizar nuestros sanfermines.

Personalmente hay que organizar 3 áreas básicas para tener éxito. A saber, presupuesto, salud y agenda. Comienzo por la tercera. La agenda tiene su pleno sentido si nos referimos a las actividades presanfermineras (compra de abonos, compra de viandas varias y material bebible, organización de meriendas taurinas, o lo que corresponda a cada uno), y va perdiendo fuerza a medida que avanzan las fiestas ya que con una frecuencia muy alta, y debido a la propia idiosincrasia de la fiesta, la agenda es el elemento que más veces se destroza durante los sanfermines. Y esto es bueno.

Pero las áreas que no debemos dejar de lado, ni posponer su comiendo excesivamente son las áreas de presupuesto y salud.

Las actividades sanfermineras no suelen tener coste “cero”. Tienen el frecuente defecto de estirar nuestros presupuestos hasta límites insospechados, como si fueran mister fantástico, rozando en muchas ocasiones el límite de fractura. Estas actividades aparecen en el momento más insospechado y, salvo que tengamos problemas de salud (esos problemas que suelen actuar como pasa/ no pasa), nos veremos “obligados” a participar de ellas.

Pero… este fin de semana seguramente saldrás y se te harán las mil. Al día siguiente tendrás un clavo importante y te preguntarás si esa última copa te ha merecido la pena, esa última copa que suele ser la culpable de esos destrozos físicos y mentales. A esa pregunta déjame que te responda: no, no ha merecido la pena. Ahórrate esa última copa y guarda ese dinero en una hucha. Guárdalo para gastarlo en sanfermin. A parte de disfrutar ese dinero mil veces más, habrás logrado mejorar en el área de salud.

Por otro lado es fundamental cuidar el área de salud. Esa salud que se refleja en el momento en el que nos probamos la ropa del año anterior ya que nos hacen aguantar la respiración hasta que vemos imposible abrocharnos los pantalones y nos hace suspirar inmediatamente después.  Generalmente estos ejercicios de respiración los realizamos allá por junio o incluso los más confiados se llevan el infarto a primeros de julio. Qué error!.  Las medidas hay que tomarlas a partir de febrero.

Y que mejor que unir agenda, presupuesto y salud…

Que mejor que organizar en la agenda una actividad para todo el día, ahorrar el dinero que ibas a gastar de copas  y hacer una buena caminata… Ale, todos a Javier!!!


Incomparables….

Una vez finalizados los mejores sanfermines de nuestras vidas solo podemos esperar a que llegue San Fermín Txikito allá por septiembre. Esperemos que Toko Toko ya esté recuperado y en alguna sociedad gastronómica hayan puesto a punto nuevas recetas, más allá del entorno de preparados “findus”.

Esperamos que disfrutéis del verano y de las fiestas en vuestras ciudades o pueblos, y recordar que no merece la pena que las comparéis con los sanfermines ya ….. Que son en el mundo entero… unas fiestas sin igual !

Hasta entonces publicaremos diariamente los microrrelatos recibidos en esta VIII edición de una forma aleatoria.

Ya sabéis dónde encontrar vuestros 5 minutos de San Fermín al día.


Avisados estáis !

Ya hemos pasado con holgura el quinto escalón. Ya empezamos a ir justos de tiempo para comprobar si cabemos, o no, en los pantalones del año pasado. Si crees que tienes tiempo, te equivocas y caerás nuevamente en el estado ilusorio del “tengo tiempo de sobra”. Hasta que te das cuenta que, no sólo que no cabes en los pantalones, sino que no te da tiempo ni a ir a comprar unos pantalones nuevos. Estáis avisados.

maduro

Espero que, para el certamen de microrrelatos, no te pase lo mismo que con la ropa. No seas autocomplaciente, “Tempus Fugit”.

Ya solo faltan 13 días para que se acabe el plazo de recepción de obras, esto es un hecho. Corres el riesgo de pensar que tienes tiempo. Tú y tu musa. Tiempo para escribir el mejor microrrelato del mundo.

Por si acaso, vete calentando el teclado y escribe hoy mismo tu micro, no vaya a ser que tu musa se te presente y tú sin estar preparado.

O ni se le ocurra visitarte. No vale decir… “Que pena! Se me ha pasado el plazo”. Avisados estáis.