Gaupaseitor


IRUÑEKO AGENDA – AGENDA DE IRUÑA 1

Una nueva macrodiscoteca va a abrir en Iruñea. Dicen que reavivará la vida cultural de la ciudad. Apuestan por una programación espectacular con actos durante el año. También se puede mover por los barrios, como los camiones-escenario de las grandes orquestas.

Esta brutal agenda constará no solamente de conciertos, sino de multitud de actos, muchos de ellos solidarios. No se ceñirá únicamente a la ciudad. También apuesta por salidas organizadas.

¿Macrodiscoteca?

No.

Son dieciséis locales. Se llaman peñas de Pamplona-Iruñea. Y todo lo anterior lo llevan haciendo durante varios años. Pero, ¿alguien es consciente de ello? ¿Hasta qué punto se valora?

Las peñas nunca han tenido buena reputación. Salvo para cuatro castas, si les preguntas sobre ellos, te dirán que son cuatro viejos, borrachuzos, que desahogan las penas del año en San Fermín y que el resto del año no salen de casa.

Sin embargo, desde hace unos cuantos años llevan enriqueciendo la vida cultural de la ciudad prácticamente a coste cero.
A día de hoy, todas las peñas en sus locales organizan multitud de actos. Si multiplicamos esto por dieciséis, nos sale una aportación increíble.

En conjunto han grabado un disco, han publicado un libro sobre la historia de los sanfermines y ha sido un activo importante en temas como la lucha contra la violencia de género.

A través de Gora Iruñea montan un espacio con conciertos y distintas actividades pensadas en diferentes públicos.
Durante el año, realizan multitud de charlas, ciclos literarios o exposiciones.

A nivel deportivo, desde el campeonato de futbito interpeñas hasta diferentes cross, pasando por ¡carreras de traineras entre peñas!

También visitas solidarias dentro de la misma programación sanferminera a lugares como El Vergel, el Manicomio o la Meca.

Esta parte que realizan las peñas es la gran desconocida de la sociedad.

Si la imagen que se desprende es totalmente distinta a lo que estamos contando, ¿no habría que trabajar el tema de la imagen? ¿No sería interesante una rueda de prensa en diciembre, cuando nadie se lo espere, explicando todos los actos que se van a realizar en las diferentes peñas? ¿Tendríamos que valorar el invertir en empresas profesionales que realicen un lavado de imagen?


IRUÑEA, CAPITAL MUNDIAL DEL ARTE – ARTE MUNDUKO HIRIBURUA

Hoy. Ese día en que Pamplona-Iruñea se convierte en la capital mundial del arte. Donde el carnicero, pasa a ser un especialista en tonalidades y técnicas. Donde el director de finanzas nos da una clase magistral sobre tratamientos para un buen diseño mientras afirma que su hijo de tres años presentaría algo mejor. Donde el vecino conoce las últimas tendencias pictóricas. Donde el tertuliano también entiende de composición. Donde el compañero de trabajo, de repente, conoce los aspectos crómaticos y la técnica de cada cartel. Donde el cliente del bar también entiende de tipografía y combinaciones artísticas, mientras comenta que los temas no están muy trabajados. Donde toda esa gente cuyo sentido en la vida es criticar se encuentra en su salsa. Ese día.
Y todo por esto:

Felices críticas y feliz elección.

Salud, kalimotxo y anarkía.


PUNKIAK ETA BERE ZUTABEAK – LOS PILARES PUNKIES

Religión: El punk es nuestro dios y Evaristo su profeta. Gatillazo debe tocar todos los años en San Fermín.

Comercio: Libertad para que los camellos puedan realizar su trabajo correctamente y tiendas con accesorios para el botellón.

Toros: Vuelta de los punkies a la plaza cuando termina la corrida. ¡¡¡Meca solución ya!!!

Folklore: Menos folklore y más hard-core. Mayor presencia del punk en charangas, fanfarres y gaiteros. Abolición del reggaeton. Contratación de Evaristo como jotero para la procesión.

Indumentaria: La cresta nunca debe faltar. Se descarta la chupa de cuero con cremalleras blanca y cinturón rojo de pinchos. También se acepta el negro como color festivo.

Alcohol: Kalimotxo debe ser la bebida principal de las fiestas. Siempre deberá ser con vino de botella y en vaso de cubata. Entre tres y cuatro hielos y con rodaja de limón. No al kalimotxo de polvos.

Salud, kalimotxo y anarquía.


GAIXOA NI, BALUARTEN – POBRE DE MI, EN EL BALUARTE 1

El Pobre de mí es otro evento polémico. Castas y gaupaseros chocan de plano en este acto.
Los primeros acuden al ayuntamiento con su vela y se desprenden del pañuelo a los doce con puntualidad inglesa.
Los segundos estiran la última noche en la que, los más valientes, llegan al encierro de la villavesa.
Es muy complicada la convivencia entre ambos en el tramo de la noche que va desde las diez hasta las dos. Unos se indignan porque los otros siguen de marcha con su pañuelo puesto como si nada y a los otros les repugna que les recuerden que se terminan las fiestas a ritmo de velas.
Para evitar todo ello, llevaríamos el acto del pobre de mí al baluarte.
Se pondría una pantalla gigante en el frontal en el caso de que hubiera más demanda que entradas.
Como hablábamos a principio de curso de retrasar una hora el inicio del chupinazo, también lo haríamos con el pobre de mí, lo cual nos quitaría a las familias con niños pequeños, que se irían antes a la cama.
A la salida pondríamos unos soportes donde dejar las velas de diferentes tamaños que servirían para adornar la plaza del Baluarte sin necesidad de quemarse las manos. Esto sustituiría a dejar el pañuelo en la Iglesia de San Lorenzo.
Con todo esto lograríamos el no ver la estampa de velas en el casco viejo para la gente que quiere disfrutar de la noche y los castas veleros tendrían un acto más emotivo en el Baluarte.

Kalimotxo, punk y anarkia.


ERRALDOIAK, EZ EZINBESTEKOAK? – GIGANTES, ¿PRESCINDIBLES?

Los gigantes de la ciudad han cogido un auge espectacular en los últimos años. Es una de los actos más multitudinarios que hay hoy en día en nuestras fiestas aunque esto también ha creado problemas de masificación.

El vermut choca de plano con todo esto. El acceder al bar donde has quedado a veces se convierte en utopía y si no estás listo, te puedes meter en el tornado que suponen las miles de silletas que les acompañan y no poder salir en un par de horas con lo que, tu sueño de superar la resaca a base de pinchos y vinos se desvanece.

Diversas asociaciones vermuteras trabajan duramente en el tema. Afirman que el nivel de gente normal de una mañana, con charangas, fanfarres y joteros paseando es suficiente y plantean varias opciones.

Los sectores más radicales dicen que hay que quemarlos, directamente. Afirman estas fuentes que si bien los niños, el primer año, se llevarían disgusto, con el tiempo lo sustituirían por otro acto y se irían olvidando.

Otra solución que se ha barajado, la de electrificar las vergas de los cabezudos para que suelte descargas y esto haga que baje la participación, parece que se ha desechado porque podría dar problemas ya que, al parecer, Unicef se habría opuesto rotundamente.

Quizá no haga falta llegar a esas opciones, pero es evidente que se necesita un cambio. Otras alternativas que se barajan serían:

Habilitar un parking de silletas y cochecitos de bebé. Los niños a hombros o en mochila. Si los padres y madres son hombres y mujeres para salir por la noche, también deben serlo para aguantar estoicamente la resaca, con sus niños o niñas encima. Esto facilitaría mucho el tema de movilidad.

También se limitaría el acceso de niños. Entre pares e impares por la fecha de nacimiento. Así lo cogerían con más ganas tanto los padres como los hijos. Se harían unos bonos intercambiables, para familias que quieran ir juntas y abonos familiares para hermanos.

A la hora de realizar los recorridos, se debe valorar el circular por calles más anchas o en zonas sin bares ni peñas. Dormitalería podría ser una gran opción.

La tecnología también debe de dar un paso adelante. Si ya existen aplicaciones para buscar a los gigantes, debe haberlas para evitarlos. Algo que te pite y te indique cómo llegar a tu lugar de destino sorteando a todo el barullo que genera la comparsa, sería ideal para jóvenes resacosos que van hacia el centro, sin saber lo que se pueden encontrar.

También se valoraría el bajar a los barrios, con la excusa de visitar a las peñas de esas zonas, lo cual distribuiría enormemente la multitud que se concentra en el casco viejo.

Y la creación de la pasarela que cruzaría las calles de lo viejo por arriba y que ya comentábamos en el post anterior de la procesión, sería una gran opción aunque habría que hacerlo en cooperación con los porteadores, para que no los bailen en el momento que la atraviesan.

Kalimotxo, punk, anarkia eta urte berri on.