La corrida


Tendido años 60 8

Hoy he rescatado una de las fotos que conserva mi padre sobre el tendido de sol, nos remontamos allá por los años 60. No puedo concretar el año en cuestión, y la presencia de la pancarta de peña no me aclara la duda. Se trataría de tirar de hemeroteca o libro recopilatorio de las peñas y buscar la pancarta en cuestión, lo dejo para algún voluntario.

Aunque no es más que una instantánea que abarca un pequeño trozo del tendido de sol, se aprecian muchas diferencias con el aspecto que presenta la plaza de unos años para aquí.

Se aprecia que la plaza no está abarrotada por los huecos que se ven en la grada, aunque esto puede ser porque se haya sacado la foto bastante antes del comienzo de la corrida. Dejando a un lado las diferencias típicas como peinados, indumentaria, uso de txapelas, etc… sorprende el grupo de mozos que parece estar bailando alguna jota o zortziko con los brazos en alto, y la casi nula presencia de mujeres en el tendido. Por suerte esto último pasó a la historia y la incorporación de las mujeres a la fiesta es una realidad que comprobamos desde hace ya varias décadas.

Otra cosa que me ha sorprendido es la edad media de los músicos de la txaranga que está tocando bajo la pancarta, en comparación a los chavales de conservatorio, que en muchos casos no llegan a los veinte años, y que proliferan en las txarangas actuales.

También destaco la estampa de un mozo, ajeno a todo, que disfruta de su pitillo como si se tratara del último que fuera a fumar, y puedo dar fe de que no es así, ya que se trata de mi padre.

Tendido años 60

 


Vuelta (a las drogas) – (Drogei) itzulera 3

 

Reunidos el día quince de Julio, por la mañana, justo después del encierro de la villavesa, en primera convocatoria, y el domingo pasado a las ocho de la mañana en la fuente de la Nabarreria, en segunda convocatoria, la asociación de punkies sanfermineros ha tenido a bien otorgar los siguientes premios:

Premio Speed: A la delegada del gobierno Carmen Alba, por la velocidad demostrada en el callejón de la plaza de toros.

Premio Tripi: A don Enrique Maya por las alucinaciones que creyó sufrir el día del txupinazo cuando se asomó al balcón consistorial a las doce menos diez.

Premio Kalimotxo: A don Javier Morrás, porque hace falta ponerse ciego de kalimotxo o de lo que sea para afirmar que el montón se debió a las caídas de la gente y no a la puerta que se cerró.

Premio Hachís: A los forales que estando en la plaza de toros el día del montón fueron incapaces de moverse para ayudar a la gente.

Premio Heroína: A las gentes de Gora Iruñea, que tuvieron que montar contrarreloj todo un programa alternativo y variado.

En espera de que estos premios no tengan la polémica habitual que suele haber en este blog, nos despedimos hasta el siguiente post.

 

Pdta: Comienza la travesía del desierto, pero este fin de semana empiezan fiestas de Atarrabia….

 

 

 


Dichoso clima 3

La redes sociales y los comentarios de la calle hacen que constantemente nos acordemos del deprimente clima que estamos soportando esta primavera en Pamplona y toda Navarra, como si Zeus o alguno semejante nos estuviera castigando por algo malo que hemos hecho o estamos haciendo. Quizá la política navarra se merezca, por su mala gestión de la crisis, un periodo largo de monzones y desavenencias climáticas, y haciendo un símil con la serie Juego de Tronos, parece que vivimos al otro lado del muro.

Además, tanto expertos meteorólogos, como los que interpretan las temporas, no hacen más que pronosticar un verano corto e irregular, que aplicado a nuestra tierra significa, al menos, paraguas y chaquetica. Sin ir más lejos el canal francés Meteo prevé unos meses estivales con frío y lluvias, el peor verano que se recuerda desde el año 1816, casi nada.

La preciosa instantánea que he encontrado en las redes sociales no hace sino recordarme que nuestra plaza de toros, descubierta desde su construcción, podría dejar de serlo si la cubrieran con una hermosa carpa de plástico, lona, poliéster o policarbonato… Esto nos permitiría disfrutar de las tardes taurinas en compañía de la cuadrilla en la Monumental de Pamplona.

Pues nada, esperemos no tener que acordarnos del techeado de nuestra plaza durante los próximos sanfermines.

IMG-20130503-WA0001


Regala libros sanfermineros 4

En varias ocasiones hemos tratado en este blog el tema de la literatura sanferminera. Así, hemos comentado obras y autores que van desde Rafael García Serrano a Ernest Hemingway, pasando por la novela negra y, desde luego, por nuestro compadre de blog, Patxi Irurzun.

Pero siempre, desde la perspectiva de la narrativa.

Sin embargo, los libros no son solo novelas; hay mucho más.

Para los amantes del encierro de Pamplona y sus tradiciones taurinas, el periodista Koldo Larrea es una referencia imprescindible. De él, podemos destacar, entre otros, Historia taurina de Pamplona del siglo XX. 101 años de pasión por los toros, y El encierro de Pamplona y sus protagonistas, este último escrito a cuatro manos con Satur Napal. Ambos se reunieron con el pastor Miguel Reta y con Ramón Villanueva para investigar y elaborar Cuatro siglos de Casta Navarra (1605-2005), dedicado a las ganaderías de nuestra tierra. También tiene un gran interés sanferminero la obra de Roberto Moreno Torres Ganaderías históricas de los Sanfermines.

Si uno de los elementos imprescindibles de nuestras fiestas es el toro, el otro es la gastronomía. En este ámbito, no debe faltar en tu biblioteca (y menos en tu cocina) La Cocina de los Sanfermines, de Chus Roncal.

cocsanf

Todos estos libros (y algunos más) los puedes conseguir contrarreembolso en Editorial Evidencia Médica y te harán más ligeros estos dos meses escasos que nos faltan para el 6 de julio.

 


Amores sanfermineros 6

Ayer a la mañana estaba en la villavesa, y quiso la casualidad que detrás mía se sentarán cinco mujeres que dejando a sus hijos en el cole subían a Pamplona a trabajar. En esto que se pusieron a hablar de cómo conocieron a sus maridos cada una de ellas. Pues resulto ser que de las cinco, tres de ellas empezaron sus relaciones durante los Sanfermines. Que si un día seis en el Garazi, que si un día que fue a los toros con la cuadrilla de su hermana y los amigos, que si uno del pueblo los llevo a una peña a comer. Y esta conversación me llevó a replantearme mi filosofía sobre los amores sanfermineros y su duración.

Y es que yo soy de la opinión de que los amores sanfermineros tienen la duración de las Fiestas. Son intensos, apasionados, cortos, inolvidables. Como las propias fiestas. Y además esporádicos. Únicos. Generalmente en Sanfermines los sentimientos están a flor de piel. Nos emocionamos con más facilidad de lo habitual. Cuando suena el Txupinazo o cuando vamos a la Procesión. Cuando nos rencontramos con la gente de sol el día 7 o nos abrazamos a algún amigo cuando estamos con el puntillo para recordar  a los que se nos han ido. Y para enamorarnos también. Porque lo que durante el año es un rollo de una noche, en sanfermines es un amor que te deja recuerdos imborrables. Porque estoy convencido de que todos hemos tenido un amor sanferminero que lo recordaremos siempre. Un amor que acaba cuando sale el sol. Corto en el tiempo e imborrable en la memoria. Que dura unas pocas horas que son tan intensas que parecen días.

Amores nacidos de la euforia sanferminera. Que no entienden de idiomas ni de timideces. Amores que se gestan al calor del cemento del tendido. O bañados por el sudor provocado por los bailes y calores de las peñas. O con las primeras miradas en un botellón. Amores de barra. Amores eternos que duran horas. Amores con sus flores, sus anillos y sus collares, aunque sean de los “josemaris”. Que acaban en húmedos amaneceres. O dormitando en un banco o tumbados en la Vuelta del Castillo. Amores solo posibles entre el 6 y el 14.

Porque llega el día 15 y el 16. Y ves a esas parejas de la mano. Tímidas. Desubicados en una ciudad semivacía. Dándose cuenta que su amor ya pasó y que no tiene sentido alargar algo que nunca será tan bonito como lo que vivieron durante los Sanfermines.