La corrida


Glorioso Santo

Feliz tercer escalón a todos. Celebrenlo con esta canción si saben ponerle música.

 

A las 9 el 6 de Julio

Preparado pa´lmorzar

Huevos, magras, buen patxaka

Ya me empiezo a calentar

 

Y después del txupinazo, ya nadie puede parar

Birras, katxis y cubatas, y algún porro pa fumar

 

Y una rubia del copón

No me deja de mirar

Yo ya me pongo a sudar

La conocí en el mesón

A su casa me llevó

Y solo pudé gritar

GLORIOSO Santo!!!!!!

 

Me despido con un beso

No la quiero despertar

A las 8 es el encierro

Y yo no puedo fallar

 

Enfilando la Estafeta,  ya estoy viendo al animal

Ahora lo pierdo de vista,  siento que algo marcha mal

 

Vaya susto me lleve

Yo me tuve que tirar

Cuando le vi derrotar

Tengo roto el pantalón

No me dejo de tocar

A la altura del ojal

TODOS MIRANDO!!!!

 

Vaya susto me lleve

Yo me tuve que tirar

Cuando le vi derrotar

Tengo roto el pantalón

No me dejo de tocar

A la altura del ojal

TODOS MIRANDO!!!!

 

 

 

 

 


Primeros protagonistas

Aún no hemos acabado 2.014 y ya huele a toro por Pamplona. Aunque indudablemente es la gente, o la saturación de gente, la gran protagonista de las fiestas, no podemos obviar que para muchos el eje de los Sanfermines es el toro. El TORO de Pamplona. El que es cabeza de camada. El Pamplono. Todo esto viene a cuento, porque ayer la Casa de Misericordia anunció las ganaderías que serán protagonistas de la Feria del Toro 2.015.

 

Respecto al año anterior son cinco las ganaderías que repiten (Miura, Fuente Ymbro, Jandilla, Garcigrande y la premiada Victoriano del Río) y tres las novedades (Conde de la Maza, El Tajo y La Reina, y José Escolar. Estas tres ganaderías vienen a sustituir a Dolores Aguirre, que causa baja de manera voluntaria al considerar que este año no tenía los toros que Pamplona pide, y a Adolfo Martín y Torrestrella, estos por bajo rendimiento. En las últimas fechas se había hablado de Partido de Resina, Conde de la Corte, Bañuelos o Juan Pedro Domeq, pero finalmente han sido estas las elegidas.

De las tres nuevas ganaderías de este año, solo una había estado en Sanfermines y fue una corrida del Conde de la Maza en 1.981 que vino a sustituir a una corrida de Martinez Uranga rechazada por los veterinarios. El encierro de aquel 13 de Julio duró 7 minutos y no hubo heridos de asta. La finca está ubicada en Morón de la Frontera (Sevilla).

Las otras dos ganaderías son debutantes y por lo tanto una incógnita. D. José Escolar Gil adquirió la ganadería en 1.981 y está situada en Lanzahíta (Ávila). A día de hoy sólo conserva reses procedentes de Victorino Martín (procedencia Albaserrada). La ganadería El Tajo y La Reina es propiedad del torero José Arroyo “Joselito”. Ubicada en Trujillo (Cáceres) sus reses tiene procedencia Juan Pedro Domeq y D. Carlos Nuñez.

Ahora sólo queda esperar a ver cuáles serán los toros apartados por cada ganadero y desearles la mejor de las suertes.


R. 4

 

Mi buen amigo R. es un mozopeña de manual. 10 pantalones y 10 camisas adornan su armario los 4 de Julio de cada año. Ya entrado en los cuarenta palos y peinando canas, R. saluda las tardes sanfermineras en el Tendido 7 desde hace más de 20 años, siendo cicerone de muchos jovenzuelos y jovenzuelas que por primera vez pisan el hormigón pamplonés. Vecino del Casco Viejo, pasa en casa el mínimo tiempo necesario. Dormir muy poco, fol… y ducharse. Además durante el año participa activamente en la peña de la que presume ser socio.

Como ya sabéis, es habitual que los socios de peña que disfrutan de abono en la solanera, cumplan luego con labores dentro de la peña, como hacer turno de barra o llevar los palos de la pancarta. Y como descubrió Murphy en su ley, cuanto mayores son las obligaciones sanfermineras, mayor suele ser la cantidad de alcohol en sangre en las horas previas.

Pues bien, el día que a R. le tocaba llevar los palos de la peña, se le fue la mano de tal manera que al final de la corrida había dudas entre los allí presentes de que R. pudiera sujetar siquiera un palillo. Él, ajeno a la intención de sus amigos de buscarle un sustituto, pidió los trastos como torero que se pone a puerta gayola, y con mucho esfuerzo y altas dosis de suerte dio con sus pies en el albero dispuesto  a bailar la pancarta. Cuando la txaranga empezó a sonar y ante la sorpresa de muchos R., apoyando el palo en el cinturón empezó a bailar junto a su compañero como si un dantzari del Duguna se tratara. Llegados ilesos al primer bar del recorrido, los amigos de R. se relajan al ver que la ruta es cómoda,  y comparten cubata con R. Pero cuando van a seguir con el recorrido, el jefe de día informa de que hay que pasar por el Muthiko ya que han sido invitados a bailar la pancarta en el balcón de la Estafeta y tiene que ir pronto porque hay concierto y ya tienen la batería, los bafles y todo en tinglado preparado. Poco antes de llegar a las puertas del Muthiko, los amigos de R. deciden que será mejor que sea otro el que suba la pancarta al primer piso ya que lo empinado de las escaleras, la estrechez, los instrumentos que estaban montados para el concierto y el estado de R. no aconsejaban que fuera él quien lo hiciera. Sin embargo, antes de que decidieran quien le sustituiría, vieron a R. subiendo la pancarta con los brazos en alto. Lo siguiente fue un estruendo de bombos y platillos. Cuando uno de los amigos llegó arriba vió a R. tirado sobre la batería. En cada esfuerzo cada hacía R. por levantarse se lleva por delante un tambor, un platillo o un amplificador. Desde abajo todo parecía normal ya que la pancarta salió al balcón y la txaranga tocó. La cara de algún socio del Muthiko era un poema y los amigos consiguieron llevarse a R. antes de que lo tiraran balcón abajo. Entre ciertos miembros de la peña de R. existía el temor de que el Muthiko tomara represalias a modo de broma pesada, cosa que no se produjo finalmente. En el almuerzo de la mañana siguiente nos hacía creer que no recordaba nada. Más vale que los buenos amigos estamos para recordar estas cosicas.

Sirva esta historia como moraleja: Si quieres que tus obligaciones no salgan mal, no debas antes como un animal.

 

P.D: Un placer estar de vuelta.


Empiezan las cenas 1

Aunque está claro que los Sanfermines se celebran del 6 al 14 de Julio, hay un calendario sanferminero que recorre todo el año, travesía del desierto incluida. Según la cercanía de las fiestas, la celebración de eventos va in crescendo. Aunque algunos necesitemos todos los días nuestros 5 minutos de San Fermín al día, y otros sólo disfruten los 9 días de Julio, la mayoría participa también en otros actos.

El punto álgido son las Fiestas de San Fermín, donde participan casi todos los pamploneses en mayor o menor medida. Los meses hasta el Txikito también suelen ser sanfermineros, con visitas a fiestas de pueblos y recuerdos de los sanfermines recién acabados. Tras San Fermin Txikito, la nada. Tres meses sin noticias ni comentarios sanfermineros. La lejanía de las Fiestas hace que esta época del año se conozca como la travesía del desierto. Solo alguna noticia sobre las ganaderías contratadas nos recuerda que en verano celebraremos las fiestas de nuestra ciudad.

Pero es el principio del año el que acaba con la travesía del desierto y nos lleva a las primeras cenas de escalera. La del 1 de Enero, con la resaca de la Nochevieja es un mero trámite. En la del 2 de Febrero el ambiente cambia, y vuelven a la mesa las anécdotas vividas en años anteriores. Se abre el plazo para presentar el cartel anunciador, sale a concurso la consigna de autobuses, y empiezan otro tipo de cenas sanfermineras: Las cenas de la cuadrilla del tendido.

Este finde pasado se han celebrado en al menos dos sociedades y una peña pamplonesas  cenas de cuadrillas del tendido y andanada. La solanera y los Sanfermines crean extraños compañeros de viaje. Somos muchos los que teniendo nuestra cuadrilla habitual, durante los sanfermines nos movemos con otra gente y tenemos nuestra cuadrilla de los toros. Cuadrilla que con el paso de los años nadie recuerda cómo empezó o quienes fueron sus primeros integrantes. Gente con la que durante el año intercambias un par de whatsapps para felicitar las Navidades o el cumpleaños y poco más. Cenas monotemáticas, que se repetirán un par de veces más antes del de 6 Julio. Y empezarán las cenas de la comparsa, y de los que corren en Santo Domingo, y en la Estafeta, de los del blog, de los mulilleros… Y mes a mes irán aumentando progresivamente estas comidas y cenas en sociedades y peñas, hasta llegar sin darnos cuenta a la escalera del 6 de Junio para poder decir: Ya falta menos!!!!


Sebas 5

Sebas L.G. era un chaval movido y bastante travieso (a eso hoy se le llama hiperactivo). Vivía con sus padres y hermanos en la Plaza del Castillo. Estaba involucrado en todo lo que pasaba por lo viejo y fue voz dulce de la Escolanía. Lo cierto es que pasaba más tiempo entre tejados y estancias escondidas de la Catedral, que cantando en la Escolanía. Más de una reprimenda se llevó por estar donde no debía y coger lo que no le pertenecía. Una vez llegado a la adolescencia, empezó a jugar en el C.A. Osasuna y luegoen el Pamplona. Tenía maneras y era habilidoso, pero lo que más le interesaba al bueno de Sebas eran los almuerzos post-partido. Su espíritu libre y su afición al mol y a la calle se convertirían en quebraderos de cabeza continuos para su buena madre. Si a esto unimos su amor por los sanfermines, ya podéis imaginar la de tropelías que fue capaz de hacer.

La siguiente historia me la contó hace un par de años escuchando algo parecido que debió pasar en el Muthiko. Aunque en aquella época (hace 50 años) los controles parentales no eran como los de ahora, la chavalería tenía una hora límite de llegada a casa. Sebas y un colega salieron de los toros acompañando a la txaranga de la Alegría. Después se acercaron al Vicente a ver si se sacaban algo de pasta ganando al mus al hermano del colega. Como de costumbre, se fueron cenados y con el dinero en el bolsillo. Este extra les permitió alargar la noche más de lo permitido y también parte de la mañana. Un amigo de su padre les invito a comer y los mandó para casa.

S.L.G. intuía que su madre no estaría de buen humor así que procuraría entrar en casa con el mayor sigilo posible y rezar para que su santa madre no se diera cuenta. Abrió la puerta e intuyó la sombra de su madre en la cocina. Rápidamente Sebas entró en el salón y salió a uno de los tres balcones que daban a fachada. Allí se le ocurrió ir pasando de balcón en balcón hasta el cuarto de sus hermanas y allí esconderse y pasarse al suyo. Pero la maniobra que empezó, no solo no era fácil si no que también tenía cierto riesgo. Esto es lo que debieron pensar varios mozos de La Jarana que pasaban por allí camino a los toros. Perplejos por la situación empezaron a gritar al mozo para que no se moviera y pusieron la pancarta debajo por si en un mal paso Sebas caía, mientras otros dos corrían escaleras arriba para avisar a los padres de la situación. Cuando llegaron, la madre les abrió la puerta y estos le explicaron que un chico estaba colgado de los balcones. Al ir a mirar no lo encontraron. Los de abajo les hicieron gestos de que se había metido para dentro. La madre corrió a la habitación de Sebas y se lo encontró dulcemente “dormido”.

El  habitual buen carácter Clara se transformó en ira y quitándose la alpargata de  Zapatería Moreno le corrió a alpargatazos por la casa mientras el bueno de Sebas huía al grito de: ” Que yo no he sido!!! Que estaba durmiendo!!!!