Gigantes


Apocalipsis SF 1

Decía mi colega sanferman la semana pasada en este mismo blog que no quería ser apocalíptico.

Qué va, ni un poquico…

Como quiera que aún faltan unos días para dilucidar estas discrepancias donde hay que hacerlo, alrededor de mesa y mantel, aprovecho estas líneas para echar leña al fuego y seguir con el debate.

Afirmaba sanferman que cinco son los pilares de nuestra fiesta, a saber, la religión, el comercio, el toro, el folklore y la indumentaria. Sin negar la importancia de estos elementos, creo que mi querido colega olvida el auténtico pilar, el único, diría yo, que no es otro que el alcohol. Sin este, nada de lo demás tiene sentido.

Aún así, sanfer exponía con su habitual rotundidad que esos cinco pilares están en peligro.

Afirmaba sin rubor que hay ateos que creen en la existencia de San Fermín (sic) y yo le rebato que son más los católicos que no van a misa y más aún los que no entienden a aquellas personas que se empeñan en exigir a un alcalde que vaya a misa. Conviene recordar que nos encontramos ya en un siglo XXI bastante avanzadito.

Respecto a lo comercial, tal vez no se vendan ya demasiados caballos (de todos modos esta ha sido siempre una actividad celebrada en el extrarradio) pero no hay duda de la importancia que tiene la vertiente comercial; así, Pamplona ha desarrollado y potenciado una industria hostelera, sacrificando a un barrio y a su población en beneficio de un lobby poco preocupado por los efectos perniciosos que crean en el ser humano, no solo durante San Fermín, sino sobre todo el resto del año. Si en vez de ocupar y contaminar calles y oídos contaminaran ríos, ya habrían sido desterrados al extrarradio hace años, haciendo compañía a los caballos, curiosamente.

Que lo taurino atrae menos a la juventud es discutible. Hay que ver si la ha atraído en el pasado. Lo que sí salta a la vista es que resulta menos habitual el veinteañero que se saca el abono completo para la Feria del Toro. Con dos o tres días les basta. Y es esta actitud del con dos o tres días suficiente la que sí que está minando el espíritu pamplonés de la fiesta. El nativo está abdicando de los sanfermines. Disfruta de dos o tres días y luego huye, abandonando la ciudad a lo peorcito del hooliganismo peninsular y continental. Pero este es otro tema…

Tampoco creo que el folklore ande en peligro. San Fermín es una fiesta eminentemente floklórica y si ha alcanzado cierta fama internacional ha sido gracias a su pintoresquismo. Y la gente sigue viniendo y a los aborígenes nos siguen gustando jotas, txistus, dantzas, gigantes o encierros.

Y respecto a la indumentaria, es evidente que ese blanco tan bonito sigue triunfando. Hasta los adalides del mal gusto y los colorines horteras se visten de nuevo de blanco en cuanto el último periodista y la última cámara abandonan la Estafeta a las 8:45.

Así pues, pocos motivos veo yo para el alarmismo, y menos para ver oscuras conspiraciones que quieran acabar con nuestras esencias, si es que puede calificarse de esencia cocerse durante nueve días seguidos.

Sobre lo que no me cabe duda es sobre un hecho natural. Vamos envejeciendo, cada vez nos quedan menos sanfermines por disfrutar y nuestra perspectiva cambia. Tal vez no sea la fiesta la que esté cambiando, tal vez sean nuestros cuerpos y nuestras mentes las que varían con el tiempo.

Pero qué queréis que os diga.

Yo cada vez me lo paso mejor.

Sobre todo si tengo a sanferman cerca.

 

 

PD.- Ya que se menciona un libro blanco de los sanfermines, por favor, que sea blanco y rojo.

 

 


Porteadores petrificados. 2

El fenómeno del ¨mannenquin  challenge¨, conocido también en español como ´reto del maniquí´, se inició a finales de Octubre de 2016. Está basado en videos virales donde los protagonistas se encuentran totalmente inmóviles mientras una cámara en movimiento los filma, generalmente empleando «Black Beatles» de Rae Sremmurd como canción de fondo.

En este mundo tecnológico en el que vivimos el fenómeno se difundió muy pronto a través de telefonía móvil y de todas las redes sociales y logró un gran impacto mediático hasta el punto que en corto espacio de tiempo mucha gente, muchos colectivos y muchas personalidades realizaron sus videos con distintas propuestas, originalidad y éxito.

A finales del mes de Noviembre del año pasado,  en concreto el día de San Saturnino, tras celebrar su actuación en las calles de Pamplona y despedir a los Gigantes y Cabezudos hasta este año 2017, varios miembros de la Comparsa tiraron de creatividad e ingenio y se animaron a realizar su particular ” mannequín challenge”, reproducido en el siguiente video.

 


Otoñales 1

Aunque el humo de la costillada de Villava y el sol cegador que cae sobre nuestras cabezas no nos dejen ver el bosque, la realidad es que ya estamos en octubre, rumbo al frío y las heladas.

Han pasado como un cohete los Sanfermines (calurosos al principio, frescos al final), los Juegos de Río, el verano y San Fermín de Aldapa, y para cuando nos hemos querido dar cuenta, las hojas ya han empezado a caer, las tardes se han hecho escandalosamente cortas y en las esquinas se venden castañas. Tal vez octubre y noviembre sean la verdadera travesía del desierto, dos meses de trabajo y sin cenas de escalera ni apenas festivos, pero con la vista ya puesta en diciembre y sus olentzeros y sus puentes.

Mientras tanto, para ir dejando pasar el tiempo, nos juntaremos aquí, un poquico más viejos, los chicos con menos pelo, las chicas cada día más guapas, con amigos que nos dejan (esperemos que por poco tiempo) y otros nuevos que llegan.

Disfrutando, como siempre, de tus cinco minutos de San Fermín al día.

 

sf2016


Beti arte, Andoni 1

Andoni 03

Son duros momentos para La Comparsa, pero no solo para la Comparsa, para mucha gente de Pamplona/Iruña, e incluso de su querido Roncal, y de cualquiera que lo conociese, la perdida de Andoni Iribarren. No quiero que este post pueda herir sensibilidades con los actuales miembros de la Comparsa, ni de sus antecesores, pero si hay dos personas que en estos momentos han marcado la diferencia en el grupo por su modo de bailar, ellos fueron Oskar Ecay y Andoni Iribarren, Ecay era la dulzura del baile, Andoni era la fuerza, dos estilos distintos de bailar, pero dos buenos estilos al fin y al cabo, los dos con un punto en común, la improvisación!!!. Los dos jubilados el mismo año, con distintas edades, pero los dos siendo un referente en el grupo de los porteadores de los Gigantes, para todos!!!. Ahora con tú permiso Oskar, me centraré, nos centraremos solo en Andoni, porque hoy, hoy os escribo en nombre de tod@s.

Decir lo bueno que era, lo majo que era, bla bla bla…., no deja de ser un tópico, aunque fuera y es lo más acertado de decir. Andoni era fuerza pura, nervio puro y de hecho, dudo que alguien le iguale nunca en edad al bailarnos (58 años), a bailarle, porque Selimpiaelcalzado ha tenido el honor de ser el afortunado, aunque los demás, aunque fuese de modo esporádico y circunstancial, también hemos tenido ese privilegio (de hecho, estoy más que seguro que una de las mejores fotos que tiene Andoni es bajo mis faldas, bailando en la Plaza del Ayuntamiento).

foto etor 1

Muchas, muchísimas anécdotas tiene Andoni en la Comparsa, que si me dejáis, os iré contando a lo largo de mis próximos relatos. Andoni era alegría, no había mañana sin una broma de él, no había mañana sin una risa suya, no había mañana sin una de sus “payasadas”, payasadas en plan cariñoso, por que como buen payaso que era también, sabía sacar la sonrisa a más de un@, aunque te pillase en el peor momento.

Tod@s nos hemos quedado tristes, apenad@s, sin apenas aún asimilarlo y poder creerlo, nos costará recomponernos, porque ha sido un duro golpe, y entre tod@s intentaremos que “Selimpia” recupere esa alegría acartonada que en su seria cara llevaba, le ayudaremos a levantarse, cuando tenga sus momentos bajos, y no dejaremos de arroparle en sus momentos malos. Tú Andoni no nos dejas, tú no te has ido, porque estoy más que seguro que tú recuerdo durará y perdurara SIEMPRE. Se hablará de Tadeo Amorena…, de Trinidad…, de Sorozabal…,  y de algunos más, y estamos seguros que se hablará de Andoni, porque tú querido amigo, fuiste MUY ESPECIAL. No te podemos decir Agur Andoni, te tenemos que decir BETI ARTE!!!

DSC04412

Ahora os transcribo la lectura que hizo su compañero de gigante Josetxo Aranguren en nombre de todos en el acto civil que tuvo lugar en la Vuelta del Castillo el Miércoles, mientras sonaba de fondo una canción del solista Josetxo Goia, que le dedicó a Andoni por las redes sociales, para lo cual os pongo el enlace de la canción,

 

 

el texto decía lo siguiente;

 

“Andoni Joan zaigu.

Alguien que daba vida a un gigante de cartón piedra de más de 150 años por las calles de Iruña durante sus fiestas.

Andoni era un creador de emociones, bailaba de forma muy personal, se “arrancaba”, nunca bailaba igual, una vez que observaba la calle y el gentío, se metía dentro del gigante y hacía su coreografía, de forma intuitiva, bruta, auténtica, con una personalidad arrolladora, siempre sonriente; lo temíamos por su sentido del humor a veces cáustico, maestro del vacile, los guiris, boquiabiertos con el festejo, eran sus presas. Todos reíamos.

Mira Andoni, algo está tramando!.

Bailaba con una mezcla de inocencia y orgullo a la vez.

Su gigante, el gigante africano no para de llorar, le ha cambiado el semblante.

No sé a dónde te has pirado Andoni pero seguro que estarás tramando algo con tu pistola de agua para chirriarnos hasta arriba y correr despavoridos. Yo te dedico esta canción, te la regalo y te doy un besico chaval!.

Zauden tokian zaudelarik, hartu besarkada.”

Andoni 02

 

ESKERRIK ASKO ANDONI!!!

BIHOTZEAN ERAMANGO ZAITUGU BETIRAKO!!!

 


Miedo 4

13230167_1062263680521489_4937401380252364880_nMiedo es lo que refleja la cara del pobre muete al ser descubierto y acorralado por el kiliki a pesar del escondite que había encontrado para evitar el encuentro y que le salvaría de sus vergazos.

Esa mañana se despertó con un beso de su ama, como todas las mañanas, cuando su padre regresó de correr el encierro con los consabidos churros de la Mañueta y, todos juntos, desayunaron en familia. Le habían dicho que iban a “ir a los gigantes” y su ama le vistió de pamplonica de la forma más ortodoxa que pueda haber, blanca e impoluta la ropa, la camisa de manga larga remangada, el pantalón largo, las alpargatas sanfermineras, rojos el pañuelico y la faja, faja anudada a la izquierda, como debe de ser.

Todo iba perfecto mientras iba con su padre, bien en brazos, bien de la mano, viviendo la algarabía producida por la mezcla de las diferentes piezas que interpretan los gaiteros que acompañan a cada gigante y, aunque no las tenía todas consigo, mientras estuviese con su padre se sentía seguro.

Pero el destino es caprichoso y sin saber cómo se encontró solo y había varios de esos kilikis pegando a los niños con sus vergas, así que mirando en derredor encontró un refugio, refugio en el que no cabía uno de esos kilikis y allí que se parapetó a la espera de que se marcharan y poder así salir a buscar a sus padres.

En esas estaba cuando uno de esos “monstruos” le detectó, dirigiéndose raudo hacia él y entonces se percató de que su refugio era en realidad una ratonera que no le iba a facilitar salir airoso de esa peligrosa situación.

¿Logrará escapar el rubiales del kiliki?, ¿le atizará el kiliki el temido vergazo?, ¿acudirá su progenitor en su ayuda a tiempo para salvarle?, ¿será su progenitor quien hizo la foto? Dejo las preguntas en el aire, ya que no tengo las respuestas.