Microrrelatízate

“Realizarse”.

¿Qué busca el ser humano?

Realizarse.

¿Y eso qué es?

No sé. Alcanzar la plenitud, lograr la felicidad, y un largo etcétera de tópicos que no nos aclaran tampoco nada, pero que suenan muy bien.

Ahora bien, ¿cómo realizarse?

Bien, aquí la casuística es inabarcable. Sabemos que hay faquires que se realizan tumbándose en una cama de pinchos, derviches que lo hacen girando sobre su propio eje sin parar hasta alcanzar el nirvana, santos que contemplan sin parar hasta el éxtasis, aficionados rojillos que a veces ven marcar un gol a su equipo, en fin, casos mil.

¿Has probado a microrrelatizarte?

Reflejar en no más de 204 palabras un sentimiento sanferminero, un sucedido festivo, una anécdota familiar, qué sé yo qué otras cosas. Da rienda suelta a tu imaginación, y realízate a través del microrrelato sanferminero, subgénero literario ante el que han sucumbido ya cientos de buscadores de la felicidad y la plenitud desde hace ya ocho años.

Han pasado ya más de 30 horas desde que se abrió el plazo de presentación de obras. La dinámica seguramente ya la conoces, tienes tiempo hasta el próximo 31 de mayo (incluido) para presentar la tuya. No te preocupes si no se te da bien escribir. Los sentimientos sanfermineros pueden tocar la fibra sensible de la manera más insospechada. Los siete años anteriores ha habido obras que nos han puesto los pelos como escarpias, otras que nos han arrancado una sonrisa, otras que han hecho aflorar, aunque sea tímidamente, una lágrima, y sobre todo, todas y cada una de las obras, más o menos meritorias, han despertado nuestra admiración por todos los que se han animado a ponerse delante de un folio en blanco y lo han rellenado.

¿Que se agotan las ideas tras siete ediciones? Lo sentimos, no cuela. Aquí seguimos, en blogsanfermin.com, demostrando que se pueden dedicar cada día cinco minutos a los sanfermines sin que el tema se agote.

A lo largo de este mes os iremos dando noticias sobre el certamen. De momento, id reservando hueco en la agenda para el viernes 17 de junio a las 19:00, momento en que se anunciará el fallo del jurado y se leerán públicamente los diez mejores microrrelatos. Pincha en el cartel que hay arriba a la derecha, ese Caravinagre tan cervantino que tenemos este año anunciando el certamen, y sigue los pasos que ahí se indican.

¡¡¡¡¡¡ YA FALTA MENOS !!!!!!


La suite 101.

Pamplona, 11 de julio
08:00 horas, 15º grados. Despejado.
Habitación 101 Hotel La Perla
Plaza del Castillo.

Papytu se tira en plancha soltando las dos roscas lisérgicas de la Mañueta y aterriza con el pecho sobre el parqué. Al levantar la vista, la nada absoluta .Ni rastro de sus moradores. Una paz impera en la habitación 101. Las cortinas son las únicas que le dan la bienvenida, bailando gracias a la corriente. Los balcones abiertos de par en par en par. Un columpio cuelga del techo en el medio. Oscila de manera inquietante.

En la suite, todo preparado para algo que Papytu no logra discernir. Arcano indescifrable. El mobiliario, sillones, mesas, sillas y demás residen en el centro de la 101. Al fondo, una puerta colindante con el dormitorio cerrada. Parece o lo es, un circuito, como el de Minneapolis .Una luz púrpura inundaba la estancia. Varias mesas repletas a ambos lados. Investiga..

Dos mesas a ambos lados . En ellas, champagne, fuentes repletas de pastillas de colores y bandejas de cristal coronadas con montañas de polvo blanco. Una caja de Habanos, serie limitada de a palmo. Esperando que le dieran vida. privada Ríete del catering, pensó para él Papytu., mientras se enciende uno de los buenos. Se teme lo peor. Su bigote infalible le advierte.

Estalla el cohete, inicio del encierro. La puerta del dormitorio se abre. El primero en salir, Elvis “The Pelvis” dando botes por las paredes y aferrándose al columpio. El segundo es Charlie “Elastic-Man”, en forma de rueda humana. Un perfecto círculo humano, a velocidad inusitada sobre sí mismo. El tercero, Charlie Seen, pañuelo rojo en la frente, tanga de leopardo y habano en mano, tentando a lo que venía detrás.

Los Cebada ascendían la cuesta de Santo Domingo a ritmo endiablado.
.
Después de unos breves segundos, sale Priscilla saltando y chillando como buena chimpancé. Escoltándola, las dos mulatas en pelota picada y con unos pitones duros de verdad. Con esos pechos y culos se puede forzar a un país a la revolución.

Papytu, sentándose en el sofá del medio. Empieza a comprender. Es un encierro de los de fantasía. Alargando la mano a la fuente de las pastillas se tragó un par .Pura lisergia.

Los Cebada en la plaza Consistorial daban cuenta de dos güiris con chancletas.

Empiezan a correr como alma que llevaba el diablo. Los divinos perlianos, en estado supino, intentaban escaparse sin convencimiento. Detrás, las hembras, dándolo todo. Una vuelta, dos, un manicomio entero.

Cada vez que dan una vuelta, aumenta el paroxismo. En un descuido de Charlie Seen, frente al puesto de avituallamiento, es empitonado de manera dantesca por una de las mulatas, que lo pone del revés y le enseña un curso de inglés en una lección condensada.
Charlie“ Elastic Man”, mutándose en forma de tortuga humana, se deja atrapar por la otra, con estilo propio, de forma casual.

Los chimpancés , en su propia batalla, copulan en las alturas en forma demoníaca.

Es una orgía en toda regla.

Los cebadas, se golpean contra la curva de Mercaderes.

Los gritos de la gente llegaban nítidos a la habitación,

De repente, todos se zafan de los pitones y corriendo, se asoman a los balcones

Boli y Bic, entran en la habitación acompañados de los dos guardaespaldas que han vuelto en sí.

El balcón repleto ( dos Charlies, dos guardaespaldas, dos mulatas, dos chimpancés, dos roscas lisérgicas ,un caníbal, un gigante, ) no da más de sí.

Cede el balcón por el peso, justo cuando seis cebaditas seis, astifinos, enfilan enfurecidos la Estafeta.

(Continuará)


Encierro y sangre

En los últimos años va aumentando el número de tour operadores que en sus viajes organizados a Pamplona durante los Sanfermines, incluyen como actividad, y como gancho, participar en el encierro, no siendo los viajeros conscientes, salvo excepciones, de los riesgos que entraña dicha actividad. Os dejo con un video en el que un Miura da una buena paliza y causa heridas de gravedad a un mozo pamplonés que salvó la vida de milagro. Hay imágenes duras, pero así llega a ser el encierro algunas veces en el mundo real.


abril 2016

dos mil dieciséis me pregunto si él fue consciente de que su magna obra soportaría la inclemencia de los hombres durante cuatro siglos ser enjuto de múltiples peripecias con distinto sino próximos a celebrar tu cuarta y centenaria onomástica bajo la inabarcable sombra de tu genial hidalgo también de su más servil escudero qué sería de nosotros sin sus mágicas desventuras sin sus sarcásticas ironías y sin sus sueños más virtuosos dónde las quimeras más ardientes para con su ideada enamorada dónde nuestros pasos darían fin a su triste deambular alejados del rústico devenir de aquellos varados molinos sin ningún viento a favor de tu afán querido mío serán muchos más los años y seguirán los que lleguen celebrando tu fervor y tu locura por este insignificante y anónimo batallar